21 de abril de 2017

Acoso entre iguales (17): lo que nos dicen los chicos y las chicas (algunas píldoras más)

Seguimos intentando descifrar cómo afrontar el fenómeno de la violencia entre iguales, qué camino escoger, o mejor, qué caminos recorrer, cómo evaluar lo que pasa, cómo mejorar la detección de las situaciones, qué hacer cuando las detectamos... Y cómo seguir cada proceso. Para tener la seguridad de que todo ha mejorado. Sensible, notablemente.
Cada vez sabemos más cosas. Y lo sabemos por lo que nos cuentan los chicos y las chicas. Víctimas,verdugos y, sobre todo, espectadores. Saben mucho y nos lo dicen a la cara. Pero no siempre quieren decirnos lo que ven, sienten e interpretan. O nos dicen algo en lo que no creen mucho en realidad. Especialmente, cuando hay mucha gente escuchando. Es necesario escucharles a solas, o en grupos pequeños, con tiempo por delante. Con pocas preguntas. Dejándoles hablar. Con espontaneidad. dándoles el peso de la reflexión.

Algunas de estas cosas, podemos reproducirlas, de modo literal, de modo sencillo: 10 píldoras más...
  • “Hay profes con los que da gusto entrar, dar clase. Sonríen siempre al entrar en el aula. Nos sentimos cómodos, se preocupan por nosotros. Y son flexibles. En esos profes es posible confiar más. Y contarles lo que sentimos o vemos”. 
  • “Hay profes que pasan algún rato con nosotros en los recreos, que nos preguntan qué tal va todo, que se paran con nosotros en los pasillos y charlan, nos cuentan y preguntan cosas. Con ellos estamos más seguros.” 
  • “Todos sabemos que el profesor que trata bien a los que más dificultades tienen, a los que menos hablan y participan (los frikis, raritos o pringaos) hace que todos nos sintamos mejor, más aceptados, protegidos…” 
  • “En las clases suele haber grupos muy diferentes. Cada uno hace lo que puede por estar bien, y verse dentro de alguno de ellos. En el grupo, aunque sea pequeño, te sientes protegido. Y te sientes mejor, claro. 
  • “A veces es mejor pasar desapercibido, no hacerse notar. Y que te dejen en paz los que mandan…” 
  • “No hacemos demasiado por acoger a los compañeros que no se integran. Porque no pueden, o no saben. A veces es difícil entrar en algún grupo.” 
  • “Cuando algún chico o chica que lo está pasando mal recibe ayuda de otros compañeros mayores del instituto es cuando mejor funcionan las cosas. Es más fácil que le dejen en paz los que le machacan…” 
  • “Algunos profes ayudan mucho. Porque preguntan, se interesan, insisten. Se les ve preocupados. A veces, tenemos que decirles… profeeee que todo está ya bien… Estos son de los nuestros…” 
  • “Hay chicos o chicas deficientes que lo pasan mal porque casi nadie les hace mucho caso. En lo personal. Nos relacionamos poco con ellos y aunque aparentemente nadie se meta con ellos o se les trate mal… no lo pasan bien.” 
  • “A todos nos gusta que alguien se acerque donde estamos y hable con nosotros. Que nos llamen por nuestro nombre y nos tengan en cuenta para las cosas que se hacen o se van a hacer. A todos nos gusta estar con otros bien y no ser siempre nosotros los acoplaos.” 
Para seguir pensando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Seguidores