28 de octubre de 2015

Acoso entre iguales (1): explicar y ¿alarmar?


No sé hacia dónde nos encaminamos con todo esto. Tengo una idea, pero es solo una idea y no soy nadie para lanzarla así sin más. Todo esto es muy complejo. Hay quien vive (literalmente) de la alarma, de la generación de miedo. particularmente creo que la escuela es, probablemente, el sitio más seguro donde los chicos y las chicas están. Mayoritariamente es así. pero es cierto, la falta de respeto, la chulería y la arrogancia forman parte de nuestro orden social, contraviniendo la idea que subyace a los valores de los que siempre se habla... Pero la realidad no suele ser tan bondadosa. Hemos de introducir la promoción de la convivencia pacífica y la resolución constructiva de los problemas de convivencia en el corazón de la vida de los centros educativos. De este modo empezaremos a observar el acoso y el ciberacoso no como una china en el zapato que nos impide realizar bien nuestro trabajo sino como una arritmia del motor, de nuestro motor, de nuestro corazón. Porque la convivencia, el aprendizaje cooperativo, la ayuda entre iguales, son o deben ser las herramientas en la escuela que todos merecemos. Una escuela que prime la visión del profesor como mediador, que trabaje la enseñanza inversa, el cambio de rol, de los alumnos y alumnas, de consumidores a creadores...

El acoso no es solo un problema de convivencia. Esto también hay que subrayarlo. Es algo más. Que provoca un sufrimiento inexplicable a muchos niños y niñas. Es una forma de maltrato y de violencia intolerable. Y la escuela tiene ese papel, de cuidar, mimar, también estos procesos. Informar sí, alarmar, no. Pero esto es solo una teoría. Difícil de armar cuando se dan datos, o se tiene conocimiento de algunos acontecimientos.

Pero las escuelas no son pozos de inmundicia, en absoluto.

EL ACOSO ESCOLAR ES ACOSO ENTRE IGUALES, Y ESTE ES UN MATIZ IMPORTANTE. SE DA EN LA ESCUELA O EN SU ENTORNO PORQUE TODOS LOS CHICOS Y CHICAS PASAN POR ELLA. Y CONVIVEN EN ELLA. PERO ES UN PROBLEMA SOCIAL, QUE COMPETE A TODOS.

No hemos de alarmar pero sí contar. Y vídeos como este, aunque cita unas cifras a mi entender muy exageradas, creo que son necesarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Seguidores